700 MIL HECTÁREAS BAJO AGUA

Unas 700 mil hectáreas se encuentran inundadas en el suroeste de la provincia de Buenos Aires a causa de las intensas
lluvias caídas en los últimos días, según estimaciones difundidas ayer. La región, que padeció hasta hace pocos meses una
intensa sequía, fue afectada por las lluvias que, en algunos casos, superaron en pocos días el promedio anual.

Los partidos más afectados son los de Bolívar, Carlos Casares y Pehuajó, entre 300 y 500 kilómetros al sudoeste de la
ciudad de Buenos Aires. A causa de las inundaciones se registraron pérdidas en las cosechas de soja y maíz, y en las
pasturas para engordar ganado. También se alteró la producción de leche y se debió movilizar a los animales a zonas altas o
sin agua.