Adiós a una gran voz del grunge: a los 52 años, murió el cantante Chris Cornell

El músico estadounidense fue uno de los fundadores del grunge en los 90. Falleció de forma “repentina e inesperada”, según consignó su vocero.

La noticia sacudió al mundo de la música: Chris Cornell, líder de Soundgarden y Audioslave, murió este miércoles en Michigan (Detroit, Estados Unidos), donde se encontraba en medio de la gira de presentación de su disco solista Higher truth. Aunque no se dieron a conocer las razones de la muerte del músico de 52 años, su representante confirmó la noticia en un comunicado que señala que “Su esposa, Vicky, y su familia, están shockeados por su súbita e inesperada muerte, y trabajarán junto al médico forense para determinar la causa. Quieren agradecer a sus fans por el continuo amor y lealtad, y pedirles que su privacidad sea respetada en este momento”.

Nacido en Seattle en 1964, Cornell fue uno de los padrinos del grunge: junto a Nirvana y Alice in Chains y Pear Jam, Soundgarden fue uno de los grandes motores del cambio de sonido en un Estados Unidos que venía del reinado pop de Michael Jackson. La banda grabó cinco discos hasta su separación en 1996, y el disco Superunknown y su himno “Black hole sun” la pusieron bajo la atención de todo el mundo. Tras la disolución, el cantante –dueño de una voz tan potente como melodiosa y de amplio rango– formó Audioslave junto a ex músicos de Rage Against The Machine, y se dedicó a una carrera solista que tanto abrevó en sonidos rockeros como en un experimento dance (Scream) y el carácter acústico de su último disco Higher Truth, material con el que visitó el Teatro Colón a fines del año pasado. Tras algunos años de silencio, Soundgarden había retornado en 2012 con el notable disco King Animal.