Aprovechó que su vecino estaba preso para desvalijarle la casa en el barrio San Miguel

Oberá. El presunto autor es buscando intensamente. Todo sucedió en un inmueble de la calle 5 del barrio San Miguel de la ciudad de Oberá, cuyo propietario fue apresado días atrás por efectivos de la Unidad Regional II en una causa por presunto abuso sexual.

La casa quedó entonces desierta y la situación fue aprovechada por un vecino que alquila en la zona, quien ni lerdo ni perezoso, resolvió ingresar y llevarse una cocina, un ventilador, un sillón y hasta la cama del detenido, entre otros elementos de valor.

Ante tal situación y la denuncia de un familiar del detenido, efectivos de la comisaría seccional Cuarta y de la UR-II montaron un operativo que les permitió recuperar los elementos sustraídos.

Sin embargo, en la escena no se encontraba el presunto ladrón, razón por la que la búsqueda continúa.