Aseguran que el ARA San Juan realizaba tareas de espionaje

Según trascendió, tenía la misión de recolectar información sobre aeronaves y buques pertenecientes al Reino Unido. Eso abrió una nueva hipótesis en la investigación.

El submarino argentino ARA San Juan, desaparecido desde el 15 de noviembre mientras navegaba en el Atlántico Sur con 44 tripulantes a bordo, tenía la misión de obtener información sobre aeronaves y buques del Reino Unido en una zona cercana a las islas Malvinas, según informó el portal de noticias Infobae.

En las últimas horas se difundió una información confidencial de la Armada argentina que detalla que el sumergible debía “obtener reconocimiento preciso” y “localización, identificación con registro fotográfico/fílmico” de aviones y al menos tres buques británicos y del Gobierno de Malvinas. La zona en la que el submarino debía desplegar su operación abarcaba un área del Atlántico Sur “que el Reino Unido considera como propia”.

Al respecto, se menciona que esa “podría ser una de las razones por las cuales” el ARA San Juan había sido vigilado en una misión anterior por un submarino nuclear del Reino Unido, según reportó en aquel momento el comandante, Pedro Fernández, a cargo del sumergible desaparecido.

En varias ocasiones, la Armada negó que el submarino hubiera navegado en una zona cercana a las Malvinas, ocupadas por el Reino Unido desde hace 175 años y cuya soberanía reclama Argentina en foros internacionales.

Detalles de la misión
Según la “Orden de Operaciones del Comando de la Fuerza de Submarinos” N° 04/17, fechada el 24 de octubre de 2017, el submarino ARA San Juan debía “obtener reconocimiento preciso” y “ocalización, identificación, registro fotográfico/fílmico” de aeronaves militares y logística (RAF 130) que responden a la gobernación de las Islas Malvinas y a la Real Fuerza Aérea británica.

El escrito precisa que debía recolectar información sobre varios buques, entre ellos el “BP CFL HUNTER”, el “HMS CLYDE” y el “FPV PROTEGAT”.

La instrucción fue rotulada como “confidencial” por la comandancia de la Armada, es precisa.

Además de fiscalizar la presencia de pesqueros extranjeros que desarrollan su tarea comercial “fuera de las 200 millas”, la tripulación tenía la misión de realizar inteligencia sobre parte de la flota y la aviación de guerra y comercial inglesa con base en las Islas Malvinas. El dato, desconocido hasta ayer, fue negado ante reiteradas consultas periodísticas y de los familiares de los tripulantes por el Ministerio de Defensa y por la Armada.

Fuentes militares consultadas por Infobae no descartan que en el marco de dichas operaciones el buque de guerra argentino haya sido detectado fuera de la Zona Económica Argentina por naves de patrullaje británica.

De ser así, la maniobra podría haber sido interpretada como una invasión a lo que consideran una zona de conservación pesquera de las Malvinas. Esta podría ser una de las razones por las cuales el ARA San Juan era vigilado de cerca en una misión anterior por un submarino nuclear. Se desconoce hasta ahora si el capitán Pedro Martín Fernández había reportado a sus superiores un contacto similar durante la última navegación.

“No tenemos la misma versión”
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, se refirió a la información publicada por Infobae en relación a la misión que cumplía el submarino ARA San Juan previo a su desaparición de espiar a barcos y aviones británicos. “No tenemos esa información, lo hablé con el ministro de Defensa. Nuestra versión no es la misma”, aseguró.

El funcionario, además, explicó que el submarino realizaba “un patrullaje de rutina, como lo hace todo submarino”.

“Se plantea como un enfrentamiento, que no hay, más allá de las diferencias porque nosotros reivindicamos nuestra soberanía sobre Malvinas. No hay ningún indicio a nuestra entender de que eso pudiera haber pasado”, afirmó.