Cachilo Rodríguez repartió palos entre los medios que hablaron de sabotaje en EMSA

El eterno secretario general del Sindicato de Luz y Fuerza de Misiones, Julio Héctor “Cachilo” Rodríguez, atacó con dureza a radios, diarios y canales de televisión que hablaron de un supuesto caso de sabotaje en el servicio de energía eléctrica, el pasado 31de diciembre.

Con la antigua estrategia del ataque como mejor defensa, el sindicalista firmó un comunicado con José Eduardo Reineck, que se desempeña como secretario gremial, “ante informaciones y versiones periodísticas malintencionadas y con evidentes fines espurios, cuyos objetivos desconocemos”, señalaron.

Al referirse al corte de energía mencionado, en representación de la organización sindical y “con rigor técnico, explicaron que el incidente en cuestión se registró el día citado a las 19:52 cuando en la estación de 50 kv de propiedad de TRANSENER se produjo una falla que dejó fuera de servicio el transformador número 1 de 300 MVA y afectó a la totalidad de la ciudad de Posadas”.

Sin embargo, la empresa TRANSENER negó que el transformador averiado fuera de su propiedad, atribuyendo la misma a la firma Líneas de Transmisión del Litoral (LITSA), en cuyas instalaciones se registró la falla, según expresó en un comunicado, con lo cual deslindó toda responsabilidad en el caso.

El referente histórico de Luz y Fuerza, al parecer incurrió en una confusión al señalar que “según el informe elaborado por LITSA a TRANSENER(el corte del 31/12) fue consecuencia del ‘disparo por actuación de detector arco interno en celda de 33 kv’” y que “la solución de dicho inconveniente es y ha sido responsabilidad pura y exclusiva del personal de LITSA”.

En la circunstancia citada, el personal de EMSA se encontraba “imposibilitado de tener cualquier injerencia en la solución del inconveniente mencionado, por cuanto dicha estación transformadora, reiteramos, es de propiedad de TRANSENER”, reiteró Luz y Fuerza en el comunicado.

Por ello y “en defensa de nuestros afiliados y con el objeto de echar luz al hecho en cuestión, ilustrando a toda la población de nuestra provincia”, Rodríguez y Reineck rechazaron “en forma total y absoluta que nuestros afiliados hayan tenido alguna responsabilidad en el evento señalado”.

Al mismo tiempo, se dio a conocer un repudio “a estos oscuros personajes que han pretendido sin fundamento técnico alguno, escondidos y abusando del acceso a un micrófono, y una cámara de TV y a la letra de un diario, hacernos responsable de un hecho en el cual, reiteramos, ninguna participación hemos tenido”.

En último día de 2017, como se señala en la comunicación sindical, se produjo el corte en el servicio de energía en momentos en que a pesar del horario, la temperatura alcanzaba valores elevados, razón por la que se generalizaron las críticas hacia la empresa EMSA, sus directivos y empleados.

El incidente se registró en medio de un reclamo gremial por el pago de haberes adeudados, lo que dio lugar a conjeturas sobre un supuesto boicot o sabotaje por parte de los trabajadores, lo cual fue desmentido por el gremio a través de Rodríguez.

A raíz del feriado del 1 de enero, al día siguiente arreciaron los cuestionamientos periodísticos contra la prestataria del servicio de energía, incluidas las versiones de supuesto sabotaje, aunque la respuesta únicamente surgió desde el gremio de Luz y Fuerza, dejando entrever una puja de intereses dentro de la empresa.

Fuente: La voz de misiones