Descubren a alumnos con droga en el baño de la Escuela 237

Oberá. El compromiso de un profesor atento a los detalles, posibilitó el hallazgo de picadura de marihuana en poder de dos alumnos de séptimo grado de la Escuela 237 de esta localidad. Ambos menores tienen 13 años.
La situación fue descubierta ayer, alrededor de las 9.30, cuando los implicados se encontraban en el baño de la institución en horario de recreo.

Según la denuncia, en ese momento el profesor de Educación Física Roberto Fabián Duarte (46) realizaba su habitual recorrida por los sanitarios de varones cuando observó que dos chicos se encontraban manipulando un envoltorio plástico.

Le llamó la atención la actitud de los menores, quienes al verlo se pusieron nerviosos y trataron de esconder lo que tenían en las manos, pero el docente les preguntó que estaban haciendo y les solicitó que le entreguen el paquetito.
Al tomarlo, constató que se trataba de una sustancia similar a la marihuana, le notificó del hallazgo a la directora Silvia Penz (51) y ésta dio aviso a la Policía.

En consecuencia, personal de la División Toxicomanía de la Unidad Regional II se hizo presente en la institución y mediante la utilización de reactivos químicos constataron las sospechas.

Según estimaciones, los menores poseían lo suficiente para tres porros, como se denomina a los cigarrillos de marihuana.
Paralelamente a la causa que instruye el Juzgado Federal de Oberá, las autoridades educativas citaron a los padres de los alumnos implicados para tratar la delicada situación vivida en la víspera.
Ante la consulta de este medio, una fuente del caso mencionó que uno de los chicos reconoció que tenían la droga para consumo, pero no habían fumado en la escuela.

Esta situación puso al descubierto un drama que avanza en esta localidad, donde desde diversos sectores vienen alertando sobre el incremento en el consumo de sustancias prohibidas desde temprana edad.
Por su parte, desde la institución anticiparon que reforzarán las charlas de prevención de adicciones con profesionales en el tema.

La Directora de la escuela Silvia Penz dijo que “el profesor de educación física Roberto Duarte, que es el responsable de controlar el sector en recreo detectó una actitud sospechosa de estos chicos con el paquetito de galletita pero sin galletitas y luego, comunicada la Policia, nos dijeron que se trataba de marihuana, allí llamamos a los papás de los niños para conversar con ellos y contarles de la situación”.

“Los alumnos no tienen problemática mayor, inasistencias tal vez en cantidad, problemas de convivencia menores, pero siempre se trabajó con equipo de psicólogos y psicopedagogos, pero nunca con una problemática mayor a esa. De hecho ya están contenidos con el equipo interdisciplinario”, relató la Directora.

Dijo que “siempre dentro de los contenidos está el tema prevención de adicciones y tuvimos jornadas de la policía comunitaria con estos temas, por lo que a lo que corresponde a lo interno de la escuela se hace”.

Relató Penz que “los padres están preocupados y lo entiendo, pero estos inicios son de manera externa, tenemos jornada extendida y hablamos siempre acerca de la cuestión con la comunidad educativa. Tenemos un solo ingreso y cercado el resto del predio, a los padres cuando vienen se les pide pasen primero por Dirección, sea el tema que sea que vengan a tratar, o sea, no ingresa nadie aquí que no sea de la comunidad educativa y aun así, lo hacen en horarios que no sea de dictado de clases”, mencionó descartando el ingreso de la droga por otros lugares a la institución.

“Aquí no pensamos en sanciones sino en una mayor inclusión con apoyo y orientación. No sabemos si es algo ocasional o solo del momento, no tenemos toda la información, pero dentro de la escuela se deben sentir incluidos y con oportunidad de educarse, eso es lo que hacemos”, apuntó la directiva.

Fuente: El Territorio y Meridiano 55