DÍA DE INTERNET

En 2006, las Naciones Unidas aprobó designar al 17 de mayo como el Día Mundial de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información. Aunque un año antes la Asociación de Usuarios de Internet (AUI) había decidido conceder un día para celebrar las posibilidades que brinda la red a los habitantes alrededor del mundo.

La primera celebración del que llamaron Día de Internet se realizó el 25 de octubre de 2005. Más de 400 eventos en todas las comunidades de España se unieron al festejo. Consiguieron que entidades públicas y privadas firmaran la declaración de principios para construir la Sociedad de la Información, en representación de más de un millón de ciudadanos.

Pero el hito más importante llegó el 27 de marzo de 2006. Las Naciones Unidas, en la II Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información, aprobó designar al 17 de mayo como el Día Mundial de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información.

“Es necesario contribuir a que se conozca mejor internet para que se convierta en un recurso mundial verdaderamente accesible al público. El 17 de mayo, Día Mundial de la Sociedad de la Información, se celebrará anualmente y servirá para dar a conocer mejor la importancia que tiene este recurso mundial, en especial las posibilidades que pueden ofrecer las TIC a las sociedades y economías, y las diferentes formas de reducir la brecha digital.”

Tal como lo planteaba la AUI, el Día de Internet “surge de la sociedad, por la sociedad y para la sociedad. Está abierto a la participación voluntaria y gratuita de todos, sin discriminación. Porque el Día de Internet es un esfuerzo común”.

Se trata entonces de una efeméride para divulgar aún más las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías para mejorar el nivel de vida de los pueblos y de sus ciudadanos.

No existen pautas para actividades específicas: cada asociación podrá definir qué hace y cómo. Históricamente, el televisor fue sinónimo de “caja boba”. Y hoy no está solo: aunque por motivos muy diferentes, una computadora o un dispositivo móvil sin conexión a internet es también algo vacío, limitado.

Pero internet colonizó al televisor, que ahora es capaz de conectarse a la red y sumergir al usuario en el mismo mundo de entretenimiento, comunicación y conocimientos presente desde hace años a través de la computadora.
Detenerse un instante y pensar en profundidad el impacto de internet en la vida cotidiana es un ejercicio que demandará un esfuerzo mayor o menor, grado que dependerá del momento en que cada uno haya logrado adoptar a la red.