El huracán Irma azota Florida: alerta máxima, tres muertos y detenidos; mirá en vivo

Miles de personas se resguardaron en los refugios ante la amenaza del ciclón. Hay más de 6 millones de evacuados.
Mirá en vivo el paso del Huracán por Florida (gentileza The Washington Post):

El gigantesco huracán Irma fortalecido el domingo impacta con fuertes vientos en las islas del sur de Florida. 6,3 millones de personas recibieron una orden de evacuación luego de que el fenómeno provocara inundaciones en el norte de Cuba y dejar 27 muertos en el Caribe.

Irma bajó a categoría 2 y se encuentra muy cerca de la ciudad de Naples, en la costa oeste de Florida. El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos advirtió de las “peligrosas marejadas ciclónicas (inundaciones veloces y olas de gran altura) que se generarán inmediatamente después de que el ojo del huracán pase a lo largo de la costa oeste del Estado”.

El ojo del ciclón, que se encuentra a unos 10 kilómetros al norte de Naples y a 45 kilómetros al sursureste de Ft. Myers, presenta vientos máximos sostenidos de 175 km/h. Y se desplaza hacia el norte con una velocidad de traslación de 22 km/h.

Tres personas murieron a causa de accidentes automovilísticos provocados por los fuertes vientos y lluvias intensas que genera el huracán Irma. Una oficial de policía falleció este domingo en un choque frontal cerca de la ciudad de Sarasota, en la costa oeste de la Florida. Mientras que el otro conductor también murió, dijo el alguacil del condado de Hardey, Arnold Lanier.

La otra víctima mortal es un automovilista que falleció cerca de Key West, en el archipiélago de los Cayos, el primer territorio de la Florida golpeado por Irma.

La mujer policía “había estado trabajando en un refugio toda la noche e iba hacia su casa a recoger algunos víveres” cuando tuvo el accidente durante la mañana, dijo Lanier.

La ruta estaba “mojada y ventosa”, agregó, al señalar que la policía Julie Bridges, de 42 años, era madre de un hijo y trabajaba para el condado desde hacía 13 años.

El otro conductor, un oficial de una correccional que iba en camino al trabajo en un vehículo particular, también murió, añadió Lanier. La tercera persona muerta era un hombre cuyo deceso ocurrió el sábado cerca de Key West, cuando su camión impactó contra un árbol, señaló en un comunicado el alguacil del condado de Monroe.

Desde su ventana en el segundo piso de un pequeño edificio en Key Haven, en la punta del archipiélago, Maggie Howes describió una tormenta de violencia sin precedentes. “Los barcos están literalmente rotos, las palmeras se encuentran en el suelo, las líneas eléctricas están cayendo”, describió por teléfono a CNN esta socorrista, que sólo puede observar y esperar el final del huracán. “Es absolutamente imposible estar afuera en este momento. Nadie puede soportar los vientos que veo por la ventana”, agregó.

A pesar de las órdenes de evacuación obligatorias, muchos residentes optaron por permanecer en esta lengua de tierra muy baja y particularmente inundable.

“No sabemos exactamente cuántas personas se quedaron en los Cayos. Los vientos llegan hasta 215 km/h, la lluvia a entre 25 y 60 centímetros. Es una zona muy baja. La marea llega a 4,6 metros. Espero que todos hayan escuchado” las instrucciones, dijo el gobernador de Florida, Rick Scott, en la cadena ABC.

Las autoridades del condado Palm Beach, en el sureste de Florida, dieron a conocer que al menos 25 personas fueron detenidas por violar el toque de queda que entró en vigor desde el sábado, como medida de precaución ante la llegada del huracán Irma.

De acuerdo a la oficia del Fiscal del condado, Dave Aronberg, 25 personas fueron detenidas por no cumplir con el toque de queda que entró en efecto en este condado desde la tarde del sábado. Los arrestados podrían recibir una multa de 500 dólares y hasta 60 días de cárcel.

Según informa el diario Sun Sentinel, la cifra de quienes no cumplieron con la orden podría subir, debido a que la Oficina del Alguacil del Condado Palm Beach tiene registrados en total 43 personas detenidas por violar la ordenanza.

En tanto, en el centro de Miami, dos grúas de construcción colapsaron este domingo sobre un edificio al recibir los primeros vientos del huracán. De esa forma, se confirmó uno de los temores de las autoridades, ya que sabían que esas maquinarias -hay alrededor de 25 grúas de más de 200 metros de altura y con contrapesos de entre 3,6 y 4,5 toneladas- eran una eventual amenaza para los vecinos.

Las ciudades de Naples, Fort Myers y las densamente pobladas penínsulas de la bahía de Tampa (oeste de la península de Florida), enfrentan la amenaza de olas de hasta 4,5 metros, suficiente para cubrir una vivienda.

“Estamos a punto de ser golpeados en la cara por esta tormenta”, dijo el alcalde de Tampa, Bob Buckhorn.

TN