El municipio solicitó autorización para la compra de cuatro camionetas nuevas

Oberá. En la 24° Sesión Ordinaria del Concejo Deliberante se aprobó el pedido del Ejecutivo Municipal solicita autorización para la adquisición de cuatro vehículos necesarios para cumplir funciones en los sectores de Saneamiento Ambiental, Desarrollo Humano y Obras Públicas. Dicha adquisición será financiada con recursos provenientes del Fondo Provincial Solidario. El Decreto de creación del Fondo Federal Solidario establece que dichos recursos no solamente pueden ser utilizados para obras de infraestructura, sino también para inversiones en bienes de capital.

Durante la sesión se explicó el destino de las 4 camionetas: 1 Pick Up cabina simple para recolección de residuos patológicos, 1 cabina simple para asistencia de personas en situación de vulnerabilidad, 1 pick up cabina doble destinada a fumigación y control de vectores, más 1 pick up doble cabina destinada al área infraestructura, planta asfáltica.

Al respecto el Presidente del Deliberante Ariel Chaves destacó “Estos bienes son realmente necesarios, sobre todo para bromatología cuando tienen que retirar esos recipientes patológicos de las clínicas, por eso observamos esta necesidad y consideramos que era positiva la compra de estos vehículos”.

Además, el legislativo aceptó los bienes de capital donados por parte de la Federación de Colectividades conjuntamente con la Reina y las Princesas de la Fiesta Nacional del Inmigrante, que fueron recaudados a través de un festival solidario para los abuelos del Hogar de Ancianos Yerbal Viejo. Entre los fundamentos presentados, los Concejales remarcaron lo valioso que resultan los distintos elementos que son donados a esa institución, ya que es una manera de brindar contención a sectores de la población que presentan mayor vulnerabilidad social.

Por otra parte los ediles aprobaron la Ordenanza que establece la “Prohibición de tránsito pesado en el barrio Judiciales”. El Proyecto de ordenanza aprobado fue presentado por el Concejal, Alejandro Etchberger, quien argumentó que el paso de los vehículos de gran porte por las calles del barrio significa un gran peligro para los vecinos, ya que la vibración que producen estos grandes rodados al pasar, causa daños tales como la fisuras en las paredes de las casas y hasta hundimiento de veredas, todo esto sin contar con los innumerables baches que existen en las calles del barrio debido al gran peso de estos transportes. Muchos vecinos se acercaron para manifestarme su preocupación y reclamar una solución inmediata a este problema que afecta su calidad de vida y la de sus familias, por eso nos alegra poder dar respuesta a sus reclamos mediante esta ordenanza y así evitar que los problemas estructurales se agraven aún más”, concluyó el joven edil.