Empleados públicos que no utilicen sus vacaciones por más de dos años no podrán cobrar ni reclamar

El gobernador Hugo Passalacqua firmó un decreto mediante el cual prohíbe el pago de los días de vacaciones no gozadas por los empleados públicos de Misiones por periodos que superen los dos años. La medida regirá para aquellos trabajadores cuando se produzca el cese definitivo por jubilación, fallecimiento o renuncia y se considerarán perdidas si no son utilizadas.

El decreto 2037 del 29 de diciembre pasado apareció este martes en el Boletín Oficial en referencia a la limitación de pago de licencias anuales reglamentarias. En el mismo, desde el gobierno recuerdan que existen diferentes dictámenes de la Fiscalía de Estado en los que se pronuncia en contra del pago de las vacaciones a los agentes que no aprovechen el beneficio “que no es otra cosa que lograr el recupero psico-físico del trabajador”. Además estipula que la acumulación de las licencias debe contar con límites razonables porque su acumulación “no se compadece con su naturaleza jurídica”.

En ese sentido, el gobierno recuerda que el decreto 683/89 establece que la licencia anual ordinaria es de carácter obligatorio con goce íntegro de haberes y que se debe utilizar en el periodo establecido. Además asegura que estas situaciones pueden causar una disminución en el rendimiento del agente por no tomar los descansos que le corresponden.

Para finalizar, se determina que el gobernador de la provincia podrá establecer las excepciones que estime pertinentes.