Empresarios de Ciudad del Este proponen servicio de balsa Posadas-Encarnación

Serían dos barcazas y cada una trasladaría a cien vehículos livianos por viaje. La firma debe tramitar los permisos pertinentes tanto ante Argentina como Paraguay.

La posibilidad de descongestionar el caótico tránsito sobre el puente internacional San Roque González de Santa Cruz mediante la puesta en marcha de un servicio de balsas, fue motivo de reunión ayer entre un grupo empresario de Ciudad del Este y el intendente capitalino, Joaquín Losada, y su par encarnaceno, Luis Yd.

La prestataria, que cumple tareas en la zona de la Triple Frontera, ofreció a ambos jefes comunales la implementación de dos barcazas que transportarían a cien vehículos livianos por viaje, cada una, cumpliendo el trayecto entre las dos ciudades fronterizas en apenas 30 minutos, lejos de las largas horas que implica a atravesar el viaducto por estos días. “Venimos a traer la propuesta de un servicio de balsas que actualmente trabaja en la zona de la Triple Frontera y conoce todo lo que implica el movimiento del cruce sobre los ríos Paraná e Iguazú. Se trata de un servicio privado que involucrará a instituciones públicas paraguayas y argentinas”, explicó el jefe comunal encarnaceno a PRIMERA EDICIÓN.

Dijo que “una vez que los escuché, que me pareció muy interesante la propuesta y la posibilidad de tener otra manera de cruzar la frontera, llamé a Losada y le pedí una audiencia, que se concretó con celeridad”. Manifestó que para poder operar, la empresa tendría que tramitar los permisos pertinentes tanto con Argentina como con Paraguay. Consideré oportuno hacer saber sobre esta posibilidad al intendente de Posadas, y si no hay oposición que la empresa pudiera seguir con la gestión a través de los estamentos del Gobierno provincial como del nacional argentino. Particularmente tengo interés que se pueda concretar y en el menor tiempo posible”.

Añadió que “proponen el funcionamiento de dos balsas para transportar cien vehículos cada una. Estaríamos hablando del traslado de más de dos millones de personas por año. Esto es en caso que en cada auto lleve a cuatro personas. Serían ocho viajes los que haría por día cada balsa”. A su entender, éste sería un medio alternativo para cruzar la frontera. “Estoy interesado porque esto haría una demora de 30 minutos para cruzar el río, y descongestionaría muchísimo el tráfico actual del viaducto”. Confió que la cabecera paraguaya estaría emplazada donde actualmente se ubica el puerto de lanchas, debajo del mismo puente internacional. “Todavía no hablamos de costos. Es la primera visita de esta empresa a los intendentes de ambas orillas para manifestar su intención”, dijo.

Más que molesto, disgustado
Así se mostró Yd estos días por el tratamiento que recibió la problemática del puente. “El espíritu de la primera reunión que tuvimos en Posadas, donde estuvo presente la directora de Límites y Fronteras del Ministerio de Relaciones Exteriores, Mónica Dinucci, fue de una voluntad manifiesta de encontrar mecanismos que permitan agilizar las colas inhumanas que se presentan en algunas épocas. Se habló y sentí que al menos había interés en humanizar el cruce internacional, sobre todo priorizando el turismo, sin abordar cuestiones comerciales. Sin embargo, en el segundo encuentro, en Encarnación, fue otra la posición de los representantes argentinos”, aseguró. “Caemos nuevamente en la eterna discusión de las asimetrías, que ahora son favorables a Encarnación y entonces pareciera que no hay que buscar una solución. No nos centramos en el trato. Eso es lo que me disgustó y lo manifesté”, acotó.