FRANCIA NO APROYARÁ MÁS AJUSTES

El nuevo gobierno socialista de Francia demostró que está decidido a lanzarse contra uno de los puntos más sensibles de
la Unión Europea, alentado por la ortodoxa visión alemana: el estricto pacto fiscal que obliga a adoptar crudos ajustes y
severas políticas de austeridad.

La crítica mirada francesa se basa en las consecuencias que tuvieron los salvajes ajustes en Grecia, Italia y España, entre
otros países de la Eurozona. La contracara de las políticas de austeridad y reducción de gastos sociales que surgieron como
receta inapelable para cumplir con el Pacto Fiscal fue recesión, más desocupación y peor calidad de vida para la población.