Gendarme protagonizó un escándalo: ebrio, quería evitar que se termine un baile en Alem

Un gendarme fue detenido esta madrugada en Alem luego de que protagonizara un escándalo en una kermés que se realizaba en el barrio Potschka.

El suboficial se negó a que finalizara el baile. La comisión de la Iglesia Santa Teresita lo invitó a retirarse ya que se “había divertido bastante”, pero el hombre hizo caso omiso y empezó a gritar que era de Gendarmería y el baile no se terminaba hasta que él lo dijera.
No contento con eso, empezó a insultar a los presentes. Entonces llamaron a la Policía y terminó preso.
Se supo que el hombre estaba en total estado de ebriedad.

(Misionesonline)