Gerardo Romano habló de la victoria de Mauricio Macri

Luego de sus polémicas declaraciones antes de las elecciones, el actor aseguró que el presidente electo tuvo “blindaje mediático” e hizo una crítica al Frente para la Victoria: “Las cadenas nacionales y las no conferencias de prensa no son atractivas”

En una entrevista con Radio Con Vos, Gerardo Romano salió a hablar del escenario político que menos esperaba. Con Mauricio Macri elegido como presidente, el actor que había cuestionado de manera muy fuerte al electorado que se inclinó por el líder de Cambiemos en la primera vuelta del 25 de octubre, reconoció la victoria del candidato opositor. “Ya está, el partido terminó. Ganó Macri”, expresó.

“Entender la derrota no es muy difícil, puede ser doloroso”, agregó luego de hacer una analogía deportiva sobre el ballotage: “Yo fui jugador de rugby durante 10 años en el Olivos Rugby Club. Hay dos cosas básicas en el deporte. Cuando entrás a la cancha hay un cartel que dice, metafórico o real, ‘el referí siempre tiene la razón, si usted no lo entiende así no entre a la cancha a jugar’. Y después de toda la violencia del juego y los golpes y el triunfo o la derrota, después siempre tenés que saludar al adversario y compartir un tercer tiempo”.

Además, se refirió a la diferencia de votos (51,40% contra el 48,60% que sacó Daniel Scioli): “No hay ni una norma constitucional que diga que si gana por el 0,02 por ciento no tiene legitimidad”.
gerardo romano

“No me voy a suicidar por la victoria de Macri”, dijo el actor

“Dejé de ser oficialismo y soy parte del 100% y ahora quedamos todos unidos bajo un único presidente”, respondió cuando Ernesto Tenembaum, conductor de Y ahora quién podrá ayudarnos, dijo que era parte del 48% que había perdido: “Deseo fervientemente que Macri haga todo lo que dijo que iba a hacer cuando corrigió su postura. Que sea un sentimiento genuino. Me encantaría que saque las retenciones a los productores de granos como dijo y como jubilado me gustaría que dé el 82% móvil y que saque el cepo mañana como dijo, pero me gustaría que no fuera un quilombo el país”.

Analizando el resultado, opinó que el presidente electo tuvo un “blindaje, protección y estímulo permanente” por parte de algunos medios de prensa y también cuestionó decisiones internas del Frente para la Victoria: “Yo supongo que las cadenas nacionales, en contraposición de esa posición de monopolio mediático, no son atractivas, las no conferencias de prensa no son atractivas. Quizás si le hubieran puesto Balbín en lugar de Néstor Kirchner al centro cultural, hay unas cuantas personas o por lo menos los familiares de Balbín que se hubieran sentido atraídas”.

Además, aseguró que no va a suicidarse. “Nunca fue una promesa, lo dije como algo al pasar”, señaló sobre todos los comentarios que aparecieron en las redes sociales: “Saludo al ganador y no me hago cargo de los agravios”.