LA FUERTE SUBA DE LAS MULTAS MODIFICÓ LA CONDUCTA DE TRÁNSITO

El fuerte incremento de las sanciones por infracciones de tránsito que entró en vigencia a comienzos de año empezó a
modificar la conducta de los automovilistas rosarinos.

En el primer cuatrimestre de 2012 se redujo un 18 por ciento una de las faltas más graves, cruzar con el semáforo en rojo, que contempla multas de hasta 2.400 pesos, en comparación con el mismo período de 2011. En ese lapso, si bien aumentaron las actas labradas por exceso de velocidad, bajó la máxima registrada, que pasó de casi 100 kilómetros por hora a 70 en las avenidas.

Entre enero y fines de abril del año pasado se labraron 30.594 actas por cruzar con el semáforo en rojo, mientras que doce meses después el total llegó a 25.120.