La Justicia desestimó denuncia de Bondar contra el Tribunal

La jueza de Instrucción Uno, Alba Kunzmann de Gauchat, desestimó las graves acusaciones que radicó el abogado Roberto Bondar contra los integrantes del Tribunal Penal Uno en el marco del frustrado juicio por el homicidio de la pequeña Selene Aylén Aguirre.

El letrado oficiaba como defensor de Victoria Aguirre (24), acusada de “homicidio calificado por haber sido cometido contra su descendiente”, cuando en pleno desarrollo del debate oral y público recusó a los magistrados por supuesta parcialidad.

Bondar denunció que los jueces Lilia Avendaño, Francisco Aguirre y José Pablo Rivero pretendían beneficiar a Rolando Lovera (33), imputado por el mismo delito, al tiempo que los tildó de “delincuentes” y “barras bravas”, entre otros descalificativos.

La situación derivó en la conformación de un tribunal subrogante, órgano que rechazó el pedido de apartamiento y giró las actuaciones a la justicia de instrucción para que analice la posible comisión de los delitos denunciados por Bondar.

Al respecto, en la víspera El Territorio accedió a la resolución de la jueza Kunzmann de Gauchat, quien desestimó de plano el planteo del ex abogado de Aguirre.

“Que los demás no hagan lo que él quiera, como quiera y cuando quiera, como surge del acta de debate, no convierte en delictual la conducta de quienes en el ejercicio de sus facultades han obrado en forma determinada. De la lectura del acta precisamente es posible concluir que la conducta de los jueces actuantes no pueden adecuarse a ninguna figura típica penal como el doctor Bondar ha manifestado en su oportunidad”, citó la jueza.

En otro punto, consideró que “estas graves manifestaciones no resultan otra cosas que los “recursos” propios del estilo tan particular de este abogado para distar el centro de la cuestión y recoger algún beneficio en la confusión generada.

Coincidiendo, reitero, con lo dictaminado por el señor agente fiscal de Instrucción N° 1, considero que de lo actuado no surge evidencia alguna de que hayan cometido los delitos señalados en la remisión de estas actuaciones por lo que corresponde desestimar las mismas”.

No hubo delito
Tras el rechazo de la recusación por parte del tribunal subrogante y la desestimación de los cargos penales, sólo resta que el Superior Tribunal de Justicia (STJ) resuelva la inhibición del Tribunal Penal por la violencia moral ejercida por Bondar durante el citado debate.

Según averiguó este matutino, la próxima semana el máximo órgano judicial de la provincia podría expedirse al respecto y existen fundadas posibilidades de que el nuevo juicio por el homicidio de Selene sea encabezado por los mismos magistrados, ya que no se hallaron elementos para cuestionar su desempeño.

Ya en el dictamen del fiscal Elías Bys se explicitó que Bondar fundó su denuncia en el acta de debate, lo que calificó “como prueba del delito”.

El reclamo del letrado se basó en dos cuestiones. Por un lado, el supuesto maltrato que padeció el testigo Oscar Krimer, a quien no le permitieron ser el primero en preguntarle, argumentó.

También cuestionó que lo hayan interrumpido cuando le preguntó al testigo Gabriel Quiñones (30) si se podía decir que Lovera asesinó a Selene en la arenera donde trabajaba. A partir de estos hechos, consideró que los jueces incurrieron en falta de imparcialidad y desconocimiento de la ley, y que dirigían su accionar a favorecer a una de las partes
En tal sentido, Kunzmann de Gauchat consideró que “es tan evidente su error que entiendo que en este aspecto no cabe siquiera mayor análisis del tema”

“El doctor Bondar como defensor no puede atribuir responsabilidad delictiva a quienes no admiten algo que no fue introducido en tiempo y forma. El acta de debate que el doctor Bondar considera prueba de los “delitos cometidos” por los jueces, es la prueba más clara que pone en evidencia la ignorancia y desapego al respeto por las normas por parte del propio abogado”.

Asimismo, opinó que “con el desparpajo que este abogado trata de “delincuentes” a los señores magistrados actuantes, “que parecían barras bravas” y que orquestadamente “quisieron meterle un gol con la mano”, parecería que algo tan serio y delicado como una audiencia de debate le resulta un juego”.

Antecedentes y sanciones
En la resolución, la jueza también hizo un detalle del proceder habitual y antecedentes del letrado, al tiempo que recordó que fue varias veces sancionado.

Precisó que en base al conocimiento años, su forma de trabajar, la forma en la que suele presentar sus escritos, el vocabulario que utiliza en ellos, las fuentes de fundamentos y el trato que dispensa a través de ellos a magistrados y funcionarios, permiten deducir que “toda actuación de autoridades que no obran de acuerdo a lo que el señor defensor quiere y lo entiende, ameritan a su entender a que se dé cabida a lo que él quiera y como quiera a cualquier precio”, subrayó.

Y agregó: “Teniendo las herramientas legales acordes para pelear debidamente por la conquista de sus objetivos, ante la menor dificultad que debe enfrentar en el ejercicio de su tarea se convierte en un disparador de toda clase de “recursos” para justificar su accionar sin medir sus consecuencias”.

En otro tramo, explicó que Bondar “ha sido sancionado en forma reiterada en esta circunscripción judicial y ha recibido advertencias por parte de la Cámara de Apelaciones en lo Penal de la provincia, sin embargo no parece haber entendido aún en que el delicado rol que lo convoca a participar en un proceso judicial, no le permite apartarse del básico respeto a las personas y a las normas que regulan el procedimiento”.

El Territorio