La Justicia rechazó el hábeas corpus solicitado por la defensa de Victoria Aguirre

El tribunal especial subrogante rechazó por improcedente el pedido de hábeas corpus presentado ayer por la defensa de Victoria Aguirre (24), quien permanece detenida desde el 29 de enero del 2015 acusada del homicidio de su pequeña hija Selene.

Se trató un recurso más interpuesto por el abogado Roberto Bondar, quien en primera instancia solicitó el apartamiento de todos los integrantes del Tribunal Penal Uno, lo que derivó en la anulación del frustrado juicio que comenzó el 28 de junio pasado.

En tanto, tal como anticipó El Territorio, en la víspera las partes fueron notificadas del rechazo de la inhibición de los jueces naturales, por lo que la cuestión de fondo será resuelta por el Superior Tribunal de Justicia (STJ).
Es decir, el máximo órgano judicial de Misiones resolverá si el nuevo juicio estará a cargo de los mismos magistrados que participaron del primer debate o si serán reemplazados.

Por su parte, el tribunal especial deberá resolver la inhibición de la fiscal Estela Salguero, quien también se excusó por cuestiones de violencia moral evidenciadas durante las jornadas del debate oral y en la vía pública. Esta semana debería conocerse el veredicto.

Luego los subrogantes se avocarán a analizar los pedidos de excarcelación presentados por las defensas de Aguirre y de Rolando Lovera (33), imputado por el mismo delito.
Por lo pronto, sorprendió el hábeas corpus solicitado por Bondar a favor de la acusada, puesto que se trata de un procedimiento jurídico por el cual un reo solicita comparecer de manera urgente ante el juez o tribunal para tratar la legalidad de la detención.

En este caso, los magistrados consideraron que se trató de un hecho improcedente, puesto que aún no se trató el pedido de excarcelación planteado.
Aguirre llegó trasladada desde la cárcel de mujeres de Posadas para asistir a la audiencia y luego regresó al lugar detención.

Planteos y demora
“No se dieron los requisitos para el hábeas corpus”, precisó ayer el camarista Jorge Villalba. En diálogo con la prensa, el integrante del tribunal especial explicó que el recurso se plantea cuando pudiera haber una detención ilegítima, arbitraria o hubiera un cambio en las condiciones de la detención, pero “en este caso concreto no encontramos fundamentos y la presentación no encuadra dentro de lo previsto para una acción de hábeas corpus”.
“Independientemente de ello, ya hay un planteo de excarcelación extraordinaria efectuado por el defensor de Victoria Aguirre que está en trámite y no podemos avanzar el trámite porque antes debemos resolver la inhibición de la señora fiscal del Tribunal”, agregó.

Villalba subrayó que los subrogantes están haciendo el mayor esfuerzo para cumplir con los plazos y acelerar las resoluciones, pero hay demoras por los recursos defensivos.

“Esto comenzó con una recusación, siguió con una inhibición y ahora están los planteos de excarcelaciones. Somos un tribunal que se formó con jueces subrogantes que sólo teníamos que definir las primeras cuestiones, pero ahora se está dilatando bastante en función a tantas incidencias que se fueron planteando. Evidentemente, cuanto más planteos se hacen, más se demora”, reconoció.

Descartaron parcialidad

Respecto del rechazo de la inhibición de los magistrados Lilia Avendaño, Francisco Aguirre y José Pablo Rivero, Villalba consideró que el tribunal especial no halló elementos necesarios para el apartamiento.
Al respecto, mencionó que “se debe entender que la inhibición se da cuando un juez entiende que no puede seguir adelante con la causa por diversas cuestiones que están planteadas en la ley o por cuestiones donde considere que hay violencia moral”. “Analizamos la situación, revisamos las actas donde se plantearon las cuestiones que podrían afectar o no la moralidad, pero no encontramos elementos suficientes para entender que hubo violencia moral, más allá de que esto es subjetivo. Por eso decidimos rechazar la inhibición; pero se plantea como un conflicto de competencia porque hay un Tribunal que se inhibe y jueces subrogantes que decimos que no corresponde, por lo que debe resolver el STJ”, precisó el magistrado.

Sobre la presunta parcialidad de los integrantes del Tribunal Penal denunciada por Bondar, precisó que “lo que analizamos no demuestra un adelantamiento de posturas”.

“Es más, han sido muy claros en que ni siquiera conocen a las partes ni tuvieron relación con ellos, por lo que no pueden estar beneficiando a uno para perjudicar a otro. Por eso no encontramos elementos para cuestionar la imparcialidad en este caso”, subrayó Villalba.

El Territorio