LOS SCHOKLENDER PRESOS

A un año de que estallara el escándalo en la Fundación Madres de Plaza de Mayo, el juez federal Norberto Oyarbide detuvo ayer a Sergio y Pablo Schoklender.

Los acusa de integrar una sociedad ilícita dedicada a desviar fondos públicos, se calcula que más de $ 70 millones, para la construcción de viviendas sociales. También quedó preso el contador Alejandro Gotkin, mano derecha del ex apoderado de la Fundación.

Hebe de Bonafini se mostró “satisfecha” con las detenciones. Su hija, María Alejandra, debe declarar en los próximos días por la
venta irregular de un departamento a la empresa Meldorek, pero no correría riesgo su libertad.