Masacre de Panambí: expectativas por alegatos de la defensa

Este miércoles a partir de las 8.30 se realizará en Oberá un nuevo capítulo en la etapa de alegatos en el juicio oral y público que se le sigue a tres imputados por el asesinato de cuatro integrantes de la familia Knack. Ayer el exprefecturiano Pablo Paz presentó un habeas corpus ante la Justicia en virtud de que lo trasladaron desde la cárcel de Puerto Rico a la UP VI de Posadas.

En esta ocasión será el turno de la defensa de los acusados, quienes tendrán la oportunidad de fundamentar y probar los motivos por los que consideran que sus clientes son inocentes.

En los primeros alegatos y tal como publicó este Diario, la querella y la fiscalía coincidieron en solicitar la máxima pena -35 años de prisión- para los detenidos:?Pablo Julio Paz (54), Juan Ramón Godoy (47) y Marcial Alegre (48).

Cabe agregar que hace una semana el Tribunal Penal 1 rechazó la recusación presentada por los abogados de los imputados, los letrados Eduardo Paredes y María Cristina Salguero, donde argumentaron que “los actos del Tribunal Penal 1 ponían en duda el cumplimiento de alcanzar la verdad y la imparcialidad”.

No obstante, los jueces recusados, Francisco Aguirre, Lilia Avendaño y Jorge Erasmo Villalba, en tiempo récord resolvieron no hacer lugar a dicho pedido. Está previsto que luego de finalizar la ronda de alegatos el mencionado Tribunal fije fecha para la lectura del fallo. En un principio estaba previsto para el 14 de diciembre, sin embargo esta fecha puede modificarse. Desde principios de octubre pasado se ventila en el SUM de la UR II de Oberá el juicio oral y público a tres acusados por el cuádruple homicidio.

Las víctimas fueron mortalmente agredidas el domingo 25 de mayo de 2014 a las 19.30, en la localidad de Panambí.

En esa fatídica jornada cinco encapuchados irrumpieron en la vivienda de los Knack, en el kilómetro 7 de la ruta provincial 5. Torturaron y maniataron a la familia, al joven Cristian (25), a su hermana Bianca (12), y a los padres de ambos, Oscar Knack (43) y Graciela Mojfiuk (42).

No conformes con la golpiza, los rociaron con alcohol y les prendieron fuego, tras lo cual escaparon con dinero (cerca de 400 mil pesos). Las víctimas murieron tras el ataque.

Primera Edición