Matrimonio misionero y sus tres hijos murieron carbonizados tras un choque en Chile

Un matrimonio misionero y sus tres hijos murieron carbonizados tras protagonizar un choque en una ruta del sur de Chile, el jueves por la tarde.

La familia estaba radicada en Río Gallegos, Santa Cruz, y cuando se produjo el siniestro regresaba en su Fiat Siena desde la ciudad trasandina de Punta Arenas.

Las víctimas fueron identificadas como Hugo Alberto Cano, de 39 años y gendarme, nacido en la localidad de Puerto Piray; su esposa Adriana Elizabeth Díaz, de 36, oriunda de Posadas; y los tres hijos de la pareja: Iván Gonzalo, de 16; Hernán Lautaro, de 12; y Ludmila Milagros, de 7.

El hecho tuvo lugar en el kilómetro 130 de la ruta internacional CH-255, cercana al paso de frontera de Monte Aymond, en la región de Magallanes. El vehículo argentino impactó de frente contra un camión que transportaba un container y se incendió. Fue una trampa mortal para sus tres ocupantes. Cuando llegaron policías y paramédicos, el coche aún estaba en llamas.
Los Cano Díaz habían cruzado temprano desde Argentina a Chile y volvían a casa cuando se produjo el fatal accidente.
El equipo Siat de Carabineros (la Policía chilena) investigará las causas del choque, que por ahora tiene en calidad de detenido al camionero Pablo Espinoza Vázquez, quien manejaba el pesado transporte.

Misionesonline