Oberá: Passalacqua entregó una obra fundamental para el suministro de agua potable

Se trata de la planta de toma de agua y red de impulsión del Arroyo Bonito. Además firmó el decreto que condona deuda de la CELO con el EPRAC, el cual autoriza un subsidio que permite que familias de escasos recursos y discapacitados no abonen la factura del agua. También entregó 50 permisos de ocupación y 30 títulos de propiedad.

En una intensa jornada de trabajo en Oberá el gobernador Hugo Passalacqua firmó el acta de entrega de la obra de toma de agua del Arroyo Bonito, al municipio. Se trata de obras básicas y modificaciones por un monto general que asciende a $101.000.000. Las tareas consistieron en una toma de agua cruda sobre el arroyo con todo su equipamiento; dos estaciones de rebombeo con cámaras de aspiración; cañería de impulsión de agua cruda y plantas potabilizadoras con sus respectivos módulos. El proyecto fue diseñado a 20 años, para un caudal máximo final de 11 35 m3/hs, y su puesta en funcionamiento viene a significar dar solución al histórico problema de falta de agua potable para la principal ciudad de la Zona Centro.

En el mismo acto, desarrollado esta tarde en la sede del Club Ex Alumnos 185, en el barrio 100 hectáreas de Oberá, el mandatario firmó el decreto 14 64 / 17 que aprueba el convenio suscripto entre el Ente Provincial de Regulación de Agua y Cloacas (EPRAC) y la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (CELO) por el cual se compensan las deudas de la cooperativa con subsidios del servicio a vecinos de escasos recursos y personas discapacitadas.

Luego, Passalacqua hizo entrega de 50 permisos de ocupación y 30 títulos de propiedad en el marco del programa provincial de regularización de tierras “Mi Título”. “Yo sé que esperaron y agradezco la paciencia y me disculpo en nombre del gobierno y de todos por la espera que han tenido que hacer. Nosotros hemos entregado más títulos de propiedad este último año y medio desde que en los últimos 30 años”, recalcó. “Para nosotros la tenencia de la tierra, sea urbano o rural, es una prioridad para la familia misionera”, señaló.

Por otra parte, el gobernador recorrió la obra de saneamiento y canalización del Arroyo Mbotaby que se encuentra en un 30% de ejecución y que solucionará la problemática de frecuentes inundaciones a unas 250 familias de la zona en la ciudad de Oberá.