POLÉMICO FALLO POR UN DIVORCIO

La Cámara Civil de la ciudad de Buenos Aires falló en un caso de divorcio y estableció que en un matrimonio “no existe el caso de aquel que alegremente incurre en adulterio o en ofensas”.

El fallo definió además que la ruptura del vínculo es una situación en la que “las afecciones resultan mutuas”. En el caso se vio involucrada una pareja con hijos en común y una grave conflictividad intrafamiliar. La mujer acusaba a su ex marido de infidelidad y abandono malicioso del hogar, mientras que el hombre describía permanente malos tratos y hostilidades por parte de su esposa. “La experiencia enseña que los finales ruinosos de la vida conyugal no sólo no se deben a una sola de las partes, sino que las afecciones resultan mutuas”, resumieron los jueces Carlos Carranza Casares, Beatriz Areán y Carlos Bellucci.