A 30 AÑOS DE LA LLEGADA DE LA TROVA ROSARINA

Un 14 de mayo de 1982, Juan Carlos Baglietto sorprendió al público porteño con un recital en el estadio de Obras. Las
grandes canciones de Fito Páez, Adrián Abonizio, Jorge Fandermole, Lalo de los Santos y Rubén Goldín, con la inigulable
vos de Silvina Garré sonaban en el templo del rock.

La trova rosarina tenía mucho para dar. Ese año marcó una bisagra en la música nacional. La Guerra de Malvinas y la
prohibición de difundir música en inglés sirvió para lanzar a una gran cantidad de artistas nacionales a las radios.