MURIÓ ROBIN GIBB: UN ÍCONO DEL POP

El cantante de la banda británica Bee Gees, Robin Gibb, murió ayer a los 62 años tras una operación intestinal por el
cáncer que sufría, indicó su familia en un comunicado a la prensa mundial.

El vocalista, que luchó casi dos años contra un cáncer de colon e hígado que lo obligó a someterse a varias operaciones y
quimioterapia, estaba en coma en un hospital de Londres tras contraer una neumonía el mes pasado.

Robin Gibb había nadido el 22 de diciembre de 1949 en la Isla de Man (Reino Unido) y emigró con nueve años a Australia con su
familia. Alentados por su padre, que dirigió un grupo musical, los hermanos formaron un conjunto juvenil que un DJ
local sugirió rebautizar Bee Gees (B de Brothers -hermanos- y G de Gibb) después de que alcanzaran cierta popularidad.