Escándalo en Chaco: un policía se filmó teniendo sexo en una patrulla

Tres integrantes de la Policía del Chaco quedaron sumariados a raíz de un video porno que comenzó a circular por teléfonos celulares en el que se ven escenas de sexo filmadas en un patrullero de la fuerza provincial, un escándalo que se convirtió en el tema del momento para los chaqueños.

El video que circula es bastante breve y no permite ver los rostros de los participantes, pero brinda un dato fatal para los protagonistas: el código de identificación del vehículo policial. Uno de los movimientos de la cámara deja observar que se trata del patrullero PT 196.

A partir de esa referencia comenzó a desentrañarse al menos parte de la historia, ya que así se logró determinar que el patrullero correspondía a la Comisaría Segunda de Barranqueras, un municipio del Gran Resistencia.

El video fue filmado de día y por lo visto en una zona despoblada. Si bien el secretario provincial de Seguridad, Marcelo Churín, confirmó la separación de tres policías por el escándalo, otras fuentes dijeron aClarín que no se trata necesariamente de los protagonistas de la sesión sexual, sino de los tres choferes que ocupan las guardias de la seccional en cuestión. Se tiene por seguro que uno de ellos es quien aparece en plena acción con el uniforme puesto.

En las imágenes se ven también las nalgas de la persona (se supone que es una mujer) con la que el uniformado tiene sexo, y partes del patrullero y el bucólico entorno del encuentro pasional. Aunque en general se habla de un trío, la relación habría sido entre dos personas.

La que portaba uniforme parece ser quien tomaba las imágenes. Lo que no se sabe es si hay una versión más extensa de la filmación, que permita afirmar que hubo más participantes o que muestre los rostros de los amantes.

Además del interrogante acerca de cuál de los choferes es el que aparece en el video, otra duda es si la otra persona también es policía o civil. Como sea, el episodio fue tomado por los chaqueños con una mezcla de humor e indignación. Las expresiones más comunes apuntan a recordar que numerosos hechos de inseguridad comunicados a las comisarías tienen como respuesta habitual la imposibilidad de una respuesta urgente porque “no hay móviles”.

Incluso desde la semana pasada el gobierno provincial cuestiona a la oposición en la Legislatura local por no autorizar la toma de endeudamiento para la adquisición de patrulleros para la policía.

No es la primera vez que la Policía se ve envuelta en un caso de este tipo.Este mismo año, en Mendoza, un grupo de policías también se filmó, pero no teniendo sexo, sino que cantando y haciendo una coreografía arriba de la patrulla.

Y a finales del año pasado, un escándalo similar al que actualmente repercute en todo Chaco se dio en San Luis. Allí sí hubo un denominador común: tuvieron sexo en una garita de seguridad y quedó grabado el audio. Dos policías fueron pasados a disponibilidad.