Murió la última integrante de la familia Von Trapp que inspiró La Novicia Rebelde

Maria Von Trapp, la última integrante de la famosa familia austríaca cuya huida de la Alemania nazi y posterior carrera musical inspiraron la película La Novicia Rebelde (The Sound of Music, en su título original), falleció a los 99 años en Estados Unidos, informan hoy medios norteamericanos.

La revista People, que cita a fuentes de la familia, señala que el fallecimiento se produjo el pasado martes mientras dormía en su casa en el estado de Vermont.

Maria era la tercera de los siete hijos de Agathe Whitehead y el capitán Georg von Trapp, que también tuvieron a Rupert, Agathe, Werner, Hedwig, Johanna y Martina. Todos ellos inspiraron sendos personajes en el famoso musical de 1965, protagonizado por Christopher Plummer y Julie Andrews.

“Maria tuvo una vida maravillosa. La extrañaremos, pero su recuerdo sigue vivo”, citó la revista a su medio hermano Johannes von Trapp.

El oficial de la marina austríaca Georg Ludwig von Trapp creó con su segunda esposa y los siete niños de su primer matrimonio un coro familiar. Con la invasión nazi a Austria, la familia huyó en 1938 y desde entonces vivió en Estados Unidos.

Fue la segunda mujer del capitán, Maria Kutschera von Trapp, interpretada en el filme por Andrews, quien escribió el libro The Story of the Trapp Family Singers y dio con ello pie a dos películas alemanas además de la estadounidense, ganadora de cinco premios Oscar, y un musical en Broadway.

 

 

En su autobiografía, publicada en la página oficial de la familia Von Trapp, Maria recuerda el talento musical de sus dos padres y la costumbre que tenían de reunirse por las tardes para tocar canciones populares austríacas.

“A veces, nuestra casa debía sonar como un conservatorio musical”, escribió la tercera hija de la familia.

La madre de los siete niños, Agathe, murió en 1922 de fiebre escarlata, una enfermedad que también padeció la propia Maria, lo que motivó que tuviera que ser educada en casa.

El capitán Von Trapp contrató para ello a una institutriz, Maria, con quien se casaría en 1927 y tendría tres hijos más, quienes no aparecen en el famoso musical: Rosemarie, Eleonore y Johannes.

Después de viajar por todo el mundo con sus hermanos y establecerse con ellos en Estados Unidos, Maria Von Trapp dedicó parte de su vida a servir como misionera laica en Papúa-Nueva Guinea, y nunca se casó.

Agencias EFE y DPA.